ANTE EL INCUMPLIMIENTO DE LA JCCM RELATIVO AL PROYECTO DE PRESUPUESTOS DE C-LM DE 2014 PARA LA UCLM

Es necesario recordar que el año pasado (2012) por estas mismas fechas nos encontrábamos ante una asignación nominativa en el proyecto de presupuestos 2013 para Castilla La Mancha de 98 millones de euros. Cifra ya entonces, a todas luces, insuficiente para garantizar el normal desarrollo de la institución (anormalidad constatable por PAS, profesores y estudiantes a lo largo del todo curso 2012-13) y que venía a suponer la consolidación de un recorte en la nominativa del 40% (de los 177,5 millones del año 2009 a los 98 del 2012 y 2013). En aquel momento el Consejero de Educación exhortaba además a la UCLM racionalizar su oferta de títulos y redimensionar sus efectivos por campus como ejercicios necesarios de corresponsabilidad con la crisis que atravesaba la región.

Ante dicha coyuntura este Comité de Empresa advertía a la Comunidad Universitaria de los riesgos que la política de apaciguamiento y concordia desarrollada por el Equipo de Gobierno suponía para el mantenimiento del actual modelo multicampus y de su oferta de titulaciones.

 04/10/2012_ Nota Comité de Empresa
 “el Rector (…) admitió las presiones que la JCCM está ejerciendo para el cierre de ciertas Titulaciones. Del mismo modo, cuando un miembro del Claustro preguntó sobre si alguna Titulación de Almadén se encontraba amenazada, la Vicerrectora de Alumnos respondió que Almadén no estaba en la “lista” de las Titulaciones señaladas por el Consejero de Educación, Cultura y Deporte, reconociendo implícitamente la existencia de un listado de Titulaciones que se encuentran en peligro. Sin embargo, el Rector de la UCLM, en fecha de 21 de septiembre de 2012, ha declarado que el curso académico 2012/2013 ha comenzado con “absoluta normalidad”. Declaraciones a duras penas compatibles con el informe presentado por la UCLM en el Claustro y con el sentir general de los componentes del mismo. (…)  “La suerte no está echada”, siempre que nos convenzamos de que el único camino para frenar este descalabro es la movilización de la entera comunidad universitaria para exigir a la JCCM una financiación adecuada a las necesidades del servicio público de Enseñanza Superior en Castilla-La Mancha, con el fin de evitar el ya palpable deterioro de la calidad del servicio. Con la financiación actual (98 millones de euros anuales), Castilla-La Mancha (con 28.630 estudiantes) sería la comunidad que menos dinero presupuesta por alumno universitario (3.422,98 euros) -tanto Alicante, como la Autónoma de Madrid, Salamanca, Santiago de Compostela o Valladolid, con cifras inferiores de matriculación, presentan actualmente financiaciones superiores, en más de mil euros, por estudiante-.”

Tras la primera reunión en más de un año del Equipo de Gobierno con representantes de este Comité de Empresa, la dirección del Comité convocó una rueda de prensa para informar de los resultados de la misma. La gravedad de la situación financiera se puso de manifiesto por parte de los miembros del Equipo de Gobierno presentes en dicha reunión al subrayar las debilidades, a medio plazo, de las dos únicas fuentes de ingresos que podían compensar el hachazo de la nominativa: los Fondos FEDER y los ingresos por matriculaciones.

Esta situación, unida a las declaraciones previas del Consejero, referidas anteriormente, hacían presagiar un comienzo de curso 2013-2014 turbulento: no habría forma de cuadrar ingresos y gastos en los presupuestos de 2012 y 2013 sin algún recorte adicional en el Capítulo 1 (gastos de personal). Los miembros del Comité presentes en la reunión se ofrecieron a coordinar acciones de presión con el Equipo de Gobierno en relación con la tramitación parlamentaria de dicho proyecto de presupuestos. La respuesta a dicho ofrecimiento todavía no ha llegado (un año después).

24/10/2012_Conferencia de Prensa Comité de Empresa
“Es necesario recordar que las transferencias de la Junta a la UCLM ascendían en 2009 a 177,5 millones de euros y en 2013 (y 2012) han pasado a 98 millones de euros. Esto supone un recorte del 45% del presupuesto nominativo. (…) sin esa nominativa, entorno a los 125 millones de euros anuales, la UCLM está condenada a realizar una auténtica reconversión industrial -con ERE masivo incluido- para el curso 2013-2014. [Respecto a la reunión de este Comité con representantes del Equipo de Gobierno de la UCLM:]
Se nos ha confirmado que la situación resulta insostenible a medio plazo: ni los FEDER, a medida que las facturas lleguen al 2011 y 2012, serán los mismos (…); ni el Plan de Ajuste es prorrogable indefinidamente; ni los ingresos por matriculación tendrían por qué ser los mismos o superiores para el curso 2013-14. Sus palabras literales: “El nivel de excepcionalidad es de tal magnitud que estas medidas no resultan sostenibles a medio plazo. (…) Por nuestra parte les hemos subrayado la necesidad de que el Equipo de Gobierno se coloque sino delante sí, al menos, al lado de la entera comunidad universitaria con el objetivo de solucionar esta situación. En este sentido, les hemos planteado la oferta de este Comité para coordinar acciones con ellos en torno a una estrategia común para hacer partícipe a la ciudadanía de Castilla La Mancha de la situación por la que está atravesando la Educación Superior en la región. Se reservaron el derecho a meditarlo y madurarlo con el equipo directivo al completo y esperamos una respuesta en los próximos días”.

Un mes después (15/11/2012), sin embargo, la “lealtad institucional” demostrada por el Equipo de Gobierno parecía haber dado sus frutos: un compromiso verbal de incremento progresivo de la nominativa para los ejercicios presupuestarios del 2014 y del 2015, hasta alcanzar ese último año el 100% de los gastos adscritos al Capítulo 1. A partir de ese momento se multiplicaron los mensajes de tranquilidad a la comunidad universitaria y a la sociedad en general: el “encaje de bolillos” (la “reorganización” del profesorado asociado, la eliminación de la paga extra por parte del Gobierno central, y la reducción del 3% del salario de los funcionarios aprobada por la Junta) con el que se habían cuadrado en diciembre los “post-supuestos” del 2012 parecía entonces el último ejercicio de esa clase que habría que hacer.

No obstante, el final del curso 2012-13 se cerró con la imposición de nuevos criterios de organización académica (hechos públicos en un Consejo de gobierno, sin negociación previa alguna con ningún colectivo o estamento): el encargo docente aprobado unilateralmente para el curso 2013-14 prevé que desde el Ayudante Doctor al Catedrático tengan 24 créditos; el Ayudante con Tesis Doctoral, 18 créditos; el Ayudante, 6 créditos. Mientras que Colaboradores y Colaboradores Doctores, 32 créditos. Se cuentan, únicamente, las horas de clase presencial, dejando de lado dimensiones clave de la labor docente e investigadora y allanando así el camino para una intensificación de la jornada de trabajo de muchos profesores.

Tras la renuncia voluntaria este julio (25/07/2013) del Viceconsejero de Educación y del Director General de Universidades (ambos profesores de la UCLM) volvemos en octubre a la casilla de salida al anunciarse, contra el compromiso verbalmente adquirido, una asignación nominativa de únicamente 103 millones de euros para el 2014. Y es ahora (09-10-2013) cuando propuestas (alentadas por el Equipo Rectoral) elevadas por sendos catedráticos al Consejo de Gobierno de la UCLM  hacen “un llamamiento a los sindicatos representativos para unirse (sic.) a la defensa de la enseñanza pública de calidad“, instándonos a participar en noviembre en unas “jornadas de reflexión y debate” a propósito de la situación actual -¡situación análoga a la de hace un año!. En ese Consejo de Gobierno (09-10-2013) finalmente, dichas “jornadas” se ha sustituido por una “campaña informativa”, una “iniciativa legislativa popular” y sendas “solicitudes” de comparecencia en las Cortes y “solicitudes” de reunión con alcaldes y partidos. No obstante, únicamente el “inicio de acciones legales para reclamar el abono de las cantidades adeudadas” se acerca a una medida a la altura de la gravedad de la situación.

 · Una reflexión:

La Comunidad Universitaria debería contar con el peor de los escenarios posibles, que estemos ante el intento por parte de la JCCM de, con esta propuesta presupuestaria, colocarnos en una encrucijada tal que:

–       bien se cuadran los próximos presupuestos (2014) mediante un nuevo recorte lineal del poder adquisitivo del conjunto del personal -cabe señalar al respecto que la diferencia de 9 millones de euros entre lo verbalmente comprometido (112) y lo finalmente presupuestado (103) equivale grosso modo al total adscrito, en ejercicios pasados, al Complemento de Calidad-;

–       bien se cuadran los próximos presupuestos (2014) mediante una reconversión del modelo actual de universidad o mediante un redimensionamiento de su oferta de titulaciones.

Ni que decir tiene que la primera medida resultaría un suicidio político para el Equipo Rectoral puesto que significaría enajenarse el apoyo de la mayoría del profesorado. Pero téngase en cuenta que la segunda medida implicaría, casi ineludiblemente, una nueva tanda de despidos que probablemente se cebarían en el personal contratado.

  • Una propuesta:

El CE-UCLM exhorta a todas Organizaciones Sindicales con representación en la Universidad a que contemplen la posibilidad de la convocatoria conjunta de sendas jornadas, sostenidas en el tiempo, de protesta y movilización (y ya no únicamente de reflexión y debate) a lo largo de los meses de noviembre y diciembre. Ese calendario de movilizaciones podría contemplar un amplio repertorio de medidas: concentraciones, encierros, clases en la calle, asambleas por campus, etc. Y, entre ellas, también la convocatoria de huelga: que no tiene por qué ceñirse a una jornada o jornadas clave sino que puede convocarse en días diferentes o alternos en función de horarios (mañana/tarde), campus, colectivos, etc. En cualquier caso el objetivo sería conseguir una presencia constante en los medios en relación con el conflicto. No obstante, en aras a la consecución de la mayor unidad de acción posible entendemos que son las organizaciones sindicales las que, inicialmente, deberían concretar dicho calendario y sus contenidos.

No obstante, conviene no perder de vista el hecho de que este equipo rectoral ha ignorado, hasta la fecha, tanto a las organizaciones sindicales como a los órganos representativos unitarios de los trabajadores, tomando decisiones unilateralmente (despidos, convocatorias de plazas, condiciones de trabajo, organización académica) y adoptando una estrategia sistemática de apaciguamiento (CON la comunidad universitaria) y DE concordia (con la JCCM) cuyos resultados son, precisamente, los que nos han explotado ahora entre las manos. En consecuencia, este Comité si bien felicita al Gobierno de la Universidad por abandonar dicha estrategia, renovando su ofrecimiento para la coordinación de acciones en defensa del actual modelo de la UCLM, no puede por menos que lamentar el tiempo perdido.

Por una Universidad pública de calidad

Por una financiación justa

Anuncios

About comitedeempresauclm

El Comité de Empresa de la UCLM es el órgano de representación del Personal Docente e Investigador con contrato laboral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: